27 de enero de 2008

En ocasiones escucho música moderna

Lo cierto es que estoy bastante "out" de la música que se hace en el mundo en estos tiempos, y que, como no escucho la radio demasiado y veo la tele todavía menos, me entero de las cosas normalmente por recomendación. Cuando alguien me pregunta por un cantante o un grupo y no me suenan de nada, a veces digo en broma que "yo me quedé en Bach".

Pero de vez en cuando cuadra que voy en el coche, pongo la radio y están hablando de algún músico. Eso me pasó con Imogen Heap. Pusieron una canción -no me acuerdo de cuál era-, y me gustó tanto que fui corriendo a hacerme con el disco.

Este es el vídeo de "Headlock", de su último disco, "Speak for yourself". Me ha gustado tanto esta canción que la debo haber escuchado por lo menos quince veces en los últimos dos días :)


4 comentarios:

hanksiolitico dijo...

Ese proceso tuyo es una coincidente especulación del mío. Sonrío sin mucho fuste. Lo cierto es que así me pasa con las cosas de la música. Sin embargo yo no podría decir que me quedé en Bach, qué sé yo de su música... Yo me quedé con las canciones de los bares, de los coches de los colegas, de las emisoras con Manolo Tena al micro.
Curiosidades y recuerdos que vuelven como la resaca del mar, mar adentro, claro, hacia el fondo de todo ese enredo de caminos extraños de la vida que no hay forma de encauzar o aprovechar. Ni ganas.

hanksiolitico dijo...

Perdón: Carlos Tena, coño.

El Viajero Solitario dijo...

Nos pasa a todos. Con tanto por oír, tanto por leer, es inevitable seleccionar. Siempre queda la certeza de haber descartado alguna maravilla, pero qué se le va a hacer. También está la sensación de cuando, de repente, descubres una de esas maravillas.
Tampoco yo conocía a Imogen Heap. Habrá que escucharlo con calma, suena bien.

Patricia dijo...

Prueba con Yael Naim, a mí me encanta y dentro de las músicas modernas creo que es algo especial. Y para seguir con los sonidos Alfa (según uno de mis alumnos, los sonidos que llegan directamente al alma), continúa con Chet Baker. Si estuviera vivo y no fuera un alcohólico drogadicto, igual em casaba con él, jaja...
Por cierto, ando colándome por aquí porque tu blogg me ha parecido un auténtico descubrimiento.
Saludos.