20 de octubre de 2008

De premios planetarios y otros grandes misterios del universo

Otra vez tenemos aquí el premio Planeta. Qué pereza.

Vale que Fernando Savater no parece haberse hecho el sueco y acepta que el premio se lo han dado por ser quien es, y que hasta se lo han encargado (no sé si lo ha dicho explícitamente, pero tal vez ha dado la callada por respuesta). Vale que todo el mundo parece rumorear (otra cosa es creérselo) que Ángela Vallvey ha ganado el premio por la calidad de su obra y no porque alguien haya señalado a la ídem con el dedo en presencia del jurado --sucesos ambos no incompatibles, pero admitámoslo, con poca probabilidad de intersección.

El caso es que con el premio Planeta pasa todos los años lo mismo: los ganadores aparecen en los medios con una sonrisa boba que ilustra su nueva condición de millonarios (y carrera futura asegurada, en caso de que lo necesiten) y en todas partes empiezan a proliferar las críticas más o menos feroces (hasta viperinas) a las novelas premiadas, antes incluso de que estén en las librerías.

Y a mí todo esto me da una gran pereza y unas enormes ganas de tumbarme en el sofá con una mantita de cuadros, un té muy caliente y un novelón ruso y decimonónico que me quite de la cabeza pastiches romanticodetectivescos con ambientación en la Guerra Civil española (otra pereza enoooorme de estos últimos años) y políticamente correctos, por supuesto.

Ya puestos a pedir, a mí me gustaría que el premio Planeta lo ganase alguna vez un buenorro del calibre de Lenny K. (excelentemente ilustrado por Pat rizia) porque, ya que no me voy a deleitar con la obra, por lo menos así me podría deleitar (estéticamente) con el autor. Y es que no he comprado ningún premio P. en mi vida, y pienso continuar haciéndolo en plan buena costumbre, tan recomendable como comer fruta y hacer ejercicio: mens sana in corpore sano.


4 comentarios:

manuespada dijo...

Mis padres tienen todos los premios Planeta desde que empezaron, y cada vez que los veo en la estantería, bostezo.

Pat Rizia dijo...

suscribo la e-moción. Lenny for president, Planeta o salvamos a un buenorro. Enhorabuena por ese finalismo, el paulismo se lo merece, he leído por ahí alguna cosa tuya y me gustan mucho. Un beso, Patro.

Veraneante dijo...

Hay un dicho que dice "No le pidas planetas al olmo" o "Peras al Planeta", no recuerdo muy bien como era.

Pues eso, que el Planeta es lo que es.

Recuerdo que hace unos años en el amigo invisible de Navidad, me regalaron uno... ¡Qué mejor regalo para alguien que escribe que el Planeta! Qué cara de susto de puso, no supe ni disimular...

Paula dijo...

Gracias Pat Rizia, a ver si pronto Lenny gana algún premio y yo otro, que de tanto insistir, digo yo que se hartarán y decidirán darme alguno je je.

Veraneante, por fin te atreves a comentar, cómo te habías estado reservando, pillín.
Yo una vez intenté leer un premio P., pero la verdad es que no me acuerdo de cuál (tenía el lomo rojo, o se que era antiguo). Es indicativo de lo mucho que me interesó.